Las motos podrán ir por los arcenes durante los atascos en autopista.

Motocicletas podrán ir por los arcenes en determinadas ocasiones

Las motocicletas cuando hay un atasco, bien en autopista y/o autovía y en las grandes ciudades, es común ver a que adelantan por el arcén de la carretera o por en medio de dos carriles.

Esta acción no está permitida en el reglamento de circulación, estando sancionado con hasta 200 euros, pero ahora la Dirección General de Tráfico (DGT) va a cambiar esto, en una actualización de sus normas de circulación.

Después de muchos años de protestas de los motoristas, la DGT aprobará próximamente un real decreto que permitirá a los vehículos de dos ruedas ir por los arcenes siempre que se cumplan una serie de condicionantes.

Ha sido la propia DGT, a través de su revista oficial (Tráfico y Seguridad Vial), publicada de forma trimestral y descargable en PDF desde su web, donde ha anunciado algunas modificaciones en el Reglamento de Circulación. Aunque la fecha no es todavía oficial, se espera que estos cambios empiecen a funcionar a partir de enero de 2025.

Concretamente, la modificación de la Dirección General de Tráfico será en el capítulo 36 del Reglamento General de Circulación, el cual tiene que ver con la circulación de motocicletas por el andén.

Las motos podrán ir por los arcenes durante los atascos en autopista.

Entre los condicionantes para permitir esta circulación está el no poder hacerlo a más de 30 km/h y tendrán prioridad los vehículos obligados a circular por ahí como los agrarios.

Se espera que con esta medida se ayude a descongestionar las carreteras, tanto autopistas como las de las grandes ciudades, reduciendo también los tiempos de viaje de los motoristas, ayudando así en materia de medioambiente y seguridad.

Pero esta no es la única medida que se implementará en los próximos tiempos. También se trabaja en la prohibición de circular por el carril izquierdo en autovías en caso de nevadas o condiciones extremas, dar permiso para circular por los arcenes a los vehículos de auxilio o prioritarios, así como una nueva regulación para dejar paso a los vehículos de emergencias o de policía.