LONDON Autoescuela online Zaragoza

Como aprobar el examen práctico de conducir

A pesar de tomar clases prácticas muchos alumnos suspenden el día del examen por los nervios, o por no saber que es exactamente lo que se espera del alumno para aprobar el examen práctico.
Durante el examen práctico de conducir, sea en la ciudad que sea, suelen cometerse una serie de fallos habituales que hacen que los alumnos suspendan el examen. Como ocurre con cualquier otro examen de nuestra vida, en un examen práctico los nervios se apoderan de la mayoría de nosotros, pero debemos tomárnoslo como una clase más. Para poder aprobar el examen práctico de conducir es necesario poder demostrar a nuestro examinador que somos aptos para circular con seguridad y respetando las normas de tráfico en todo momento.

A continuación vamos a ver cuáles son estos fallos habituales en el examen práctico de conducir.

examen práctico de conducir

Consejos para aprobar el examen práctico de conducir.

No debes tener prisa por presentarte, a la hora de enfrentarse al examen práctico de conducir, hay diversos aspectos que debes recordar para no meter la pata, aunque has de tener claro que no hay una fórmula mágica para aprobar a la primera el examen de conducir.

Antes de iniciar la marcha y el examen práctico de conducir.

Antes de empezar, si no los tienes ya ajustados o los ha usado otro, regula asiento, retrovisores, y ponte el cinto. Recuerda que para regular adecuadamente tu posición el vehículo, primero distancia del asiento al volante y pedales. Posteriormente regularemos los espejos retrovisores. No empecemos con mal pie. Cuando el examinador se suba al coche, salúdale adecuadamente, no hay que ser pelota, sólo educado. Conoce bien el vehículo que vas a conducir durante el examen práctico.
Hay algunos elementos que tienes que tener claro donde están antes de enfrentarte al examen práctico de conducir, ya sea porque te vaya a preguntar sobre ello el examinador o porque puedas necesitarlo el mismo día del examen.
No arranques con el freno de mano puesto. Si se cala no te suspenderán pero si te pueden poner una falta leve.

Tu comportamiento con el examinador del examen de conducir

No debes temer al examinador ya que no te conoce de nada, no es alguien que tenga algo personal contra ti, sino alguien que te va a evaluar de manera objetiva.
En caso de duda siempre puedes preguntar al examinador que repita su indicación o te diga por donde girar o salir para ir al destino pedido.
Si te saltas alguna indicación del examinador, no te preocupes ni te pongas nervioso, no pasa nada, ya cuentan con ello. Lo importante es que no lo hagas de forma reiterativa.
Mientras que el examinador no te diga nada, tú sigue recto. Si no puedes continuar recto, pregúntale qué dirección debes tomar.

Ejecución de las maniobras durante el examen práctico de conducir.

Es recomendable que a la hora de mirar por los espejos retrovisores lo hagas de manera evidente, pero natural, sin exagerar en exceso. El examinador se sienta detrás del asiento del acompañante, te verá de sobra.
A la hora de llevar a cabo una maniobra, hazlo en este orden: mira por los retrovisores, señaliza la maniobra y procede a llevarla a cabo si no hay peligro.
Trata de hacer los cambios de manera suave, evitando los acelerones y los trompicones. Es importante acelerar de forma ágil pero progresiva (sin revolucionar en exceso el coche), así como utilizar la relación de marcha más adecuada teniendo en cuenta las características de la vía y del entorno.
No vayas mirando la palanca de cambios constantemente para saber en qué marcha vas y, por supuesto, no vayas con una mano en la palanca de cambios, es peligroso y perjudicial para el vehículo.
Demuestra seguridad. En los carriles de aceleración, recuerda pisar el acelerador con energía, has de salir de ellos a 80 km/h o más. Igualmente, debes entrar en los carriles de deceleración a una velocidad razonable que normalmente está indicada en una señal, están hecho para que frenes dentro de ellos, no en la autopista.
Fíjate en las señales de velocidad y adapta tu velocidad a ellas, hay gente que suspende por circular demasiado despacio. Igualmente, tampoco apures hasta el límite de velocidad, pero sé razonable.
Es importante conocer y respetar todas las señales de tráfico, así como las marcas viales que puedan ir apareciendo a nuestro paso, pero para ello es vital que estés pendiente de tu entorno y vayas tranquilo para que no te pases por alto ninguna de ellas.
En las rotondas aproxímate a la glorieta en segunda, mira y cede el paso. Entra a la glorieta con decisión tratando de circular por el carril exterior, indica los cambios de carril y, para salir, mira, señaliza y realiza la maniobra. Además, recuerda las instrucciones básicas de cómo se ha de conducir en una rotonda convencional y en una rotonda partida o raqueta.
Observa si siempre si vas por una vía principal o no, pues es importante saber si en una intersección sin señalizar eres tú quien debe de ceder el paso a otros vehículos.
Ojo con los ciclistas y con los autobuses que se pueden incorporar a la circulación.
Que el examinador te pida que hagas una maniobra no quiere decir que la puedas hacer. Fíjate especialmente en calles de dirección prohibida, salidas inexistentes o prohibidas de las rotondas, VADOS o señales de prohibición a la hora de aparcar, zonas de carga y descarga.

Actuación en intersecciones y rampas en el examen práctico de conducir

Afrontar pendiente ascendente
Para arrancar en una cuesta arriba, practica con el embrague: levanta poco a poco hasta que la palanca de cambios y el volante vibren, entonces es el momento de acelerar soltando el embrague suavemente.

Stops en el examen práctico de conducir

Cuando llegues a un Stop y no tengas visibilidad aproxímate con el torso del cuerpo y la cabeza inclinados ligeramente hacia delante. Luego detente completamente en cuanto tengas visibilidad.
Si es una intersección con poca visibilidad, avanza un poco y vuelve a hacer una segunda detención, pero cuidado con no meter en exceso el morro del vehículo obstaculizando a los vehículos que vienen. El examinador valorará muy positivamente esta acción.

Ceda de paso en el examen práctico de conducir.

Los ‘Ceda el paso’ no son STOP, sólo tienes que detener completamente el vehículo si tienes mala visibilidad o vienen otros vehículos, no siempre.
Cuando llegues a un Ceda el Paso y éste sea sin visibilidad hazlo siempre llegando con la 1ª marcha puesta. Luego si viene algún vehículo párate y si no viene entonces continúa sin detenerte.

Pasos de peatones en el examen práctico de conducir.

Los pasos de peatones son sagrados, respétalos siempre. Si hay peatones y estos no quieren pasar, que te lo indiquen, pero tú detente siempre que los veas.
Presta especial atención a los semáforos de peatones en ámbar, ya que estos cambian a rojo en cuanto un transeúnte pulsa el botón.

Estacionamiento

Repasa las maniobras de aparcamiento antes del examen para poder tomar las referencias correctas. Para realizar un buen estacionamiento es esencial que tengas un buen comienzo. Lo primero es colocarte a una distancia de medio metro del coche que tomas como referencia y lo segundo que te quede el final del coche estacionado por la mitad de la ventanilla trasera izquierda. El estacionamiento no ha acabado hasta que hemos inmovilizado el vehículo con el freno de estacionamiento.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
×

Hola!

Haga clic en uno de nuestros agentes para chatear en WhatsApp.

Atención Clientes: De 10:00 a 20:00 Horas

Si nuestros agentes no están disponibles también pueden contactar con nosotros por email o hacer su consulta a través de nuestras redes sociales.

× ¿Como podemos ayudarte?